Saltar al contenido
Estás aquí: Inicio » Actualidad, noticias peces » Cardumen de peces

Cardumen de peces

Cardumen de peces

Los peces son animales con costumbres sociales muy variadas. Esto quiere decir que pueden vivir en solitario, formando parejas, grupos pequeños o estableciendo grupos que incluyen a varias decenas de miles o millones de individuos. Estos grandes grupos son denominados cardumen de peces y, generalmente, ocurren o se producen en ambientes marinos bien sea en especies de alta mar o en aquellas que realizan procesos de migración.

Los cardúmenes son grupos de peces polarizados, lo que quiere decir que nadan juntos, a la misma velocidad y en la misma dirección. Debido a estas características, un cardumen es fácilmente distinguible de otros grandes grupos de peces que permanecen juntos por otras razones sociales, y nadan independientemente los unos de los otros.

Establecer un cardumen de peces resulta muy beneficioso para las especies que lo conforman. Esto se debe a que con la conformación de un gran grupo de peces se obtienen una serie de beneficios como consecuencia. Entre estos beneficios se encuentra principalmente la protección contra los depredadores y un forrajeo de las zonas de alimentación más eficiente. No obstante, un mayor número de individuos en un cardumen de peces, también implica mayor competencia por los recursos.

Los movimientos de un cardumen de peces son muy elegantes, precisos y hermosos a la vista. Además, resulta admirable el nivel de organización que presentan. Cada cardumen está constituido por individuos muy similares entre sí, por lo que no es común que existan ejemplares de distintos tamaños u edades. Entre las especies que conforman cardúmenes podemos citar a varias especies de sardinas, las anchoas, el arenque, el atún y varios tipos de tiburones, como el tiburón martillo común Sphyrna lewini.

¿Cómo se establece un cardumen de peces?

Los cardúmenes de peces o bancos de peces, consisten en una gran agrupación de individuos que actúan en equipo y se mueven como un superorganismo. Un cardumen de peces puede estar conformado por varias especies o estar constituido por una sola especie, cuyos individuos son muy similares entre sí (banco de peces). Generalmente, un pez escoge un determinado cardumen y se une al mismo, si las características de los miembros que lo conforman son similares a las de él en talla, condición física y salud.

De esta manera, ante un ataque eventual de los depredadores, estos no se verán influenciados por escoger al más débil, al más pequeño o al más grande del cardumen. La conformación de un cardumen puede estar ligada a varias variables biológicas, bien sea para la búsqueda de alimento, por motivos reproductivos o por protección.

Con el establecimiento de cardúmenes, los peces pueden movilizarse relativamente protegidos entre las distintas zonas de alimentación o de desove, pueden protegerse mejor de los depredadores o incluso pueden encontrar una pareja reproductiva con mayor facilidad. En todo caso, la mayoría de los expertos en peces, están de acuerdo en que la formación de cardúmenes es una estrategia muy exitosa para la supervivencia y el desplazamiento, por lo cual, en las especies que practican este comportamiento la selección natural los ha favorecido.

Comportamiento de un cardumen de peces

El comportamiento de los cardúmenes es muy llamativo y, a menudo, el movimiento de estos grupos en el océano, se ha sido descrito como uno de los eventos más sorprendentes de la naturaleza. Un cardumen de peces está tan compenetrado y sincronizado que todos los individuos que lo conforman se mueven de la misma manera y al mismo tiempo, como una especie de baile con una rutina previamente establecida. Toda esta organización es posible gracias a la sensibilidad de la línea lateral de estos peces.

Al sentir las vibraciones y cambios de presión en el agua, la información viaja rápidamente al cerebro, donde es producida una respuesta motora que se evidencia en el movimiento sincronizado de todos los peces. El sentido de la vista también resulta de gran importancia en la sincronización del cardumen de peces, de esta manera logran mantener una distancia adecuada entre los individuos. En todo caso, el comportamiento de cada individuo del cardumen depende de la percepción de la ubicación y velocidad de los vecinos más cercanos.

Cada pez de un cardumen puede estar sujeto a varios comportamientos. Los que están demasiado cercanos a otros se repelerán para mantener una distancia adecuada y evitar colisiones que de alguna forma provoquen la alteración del cardumen. A una distancia adecuada, tienden a nadar juntos en la misma dirección, mientras que si la distancia aumenta entre individuos los peces tienden a acercarse entre sí para mantener la cohesión del cardumen.

En algunas especies, los cardúmenes parecen moverse como si todos los organismos que lo componen supieran hacia donde se dirigen, mientras que en otros casos pareciera que los miembros más experimentados del grupo dirigieran el cardumen en la dirección correcta.

Comportamiento contra los depredadores

Cuando son atacados por algún depredador, los cardúmenes se mueven de tal manera que es difícil para los depredadores capturar a uno de sus individuos. No obstante, existen varios depredadores especializados en la captura de peces de los cardúmenes. La estructura de estos grupos generalmente depende del tipo de respuesta de disuasión ante los depredadores.

Algunos cardúmenes relativamente grandes forman una especie de esfera móvil en el agua. Cuando estas son alteradas por el ataque de un depredador, tienden a reaccionar en una especie de estallido, en la que los peces salen en todas direcciones con la intención de confundir a los depredadores. Este tipo de reacción es de respuesta rápida ante un ataque repentino del depredador y, es tan ordenado, que no existen colisiones entre los peces del cardumen.

Cuando los depredadores son de movimiento muy lento y se dirigen directamente hacia el cardumen para probar suerte, este puede dividirse en dos o más partes para dejar pasar al depredador y volver a juntarse tras su paso. En algunas ocasiones, el cardumen puede dividirse en varios grupos que se dirigen en direcciones opuestas para evitar a los depredadores. En otras ocasiones, cuando el depredador logra entrar al interior del cardumen, los peces lo rodean formando una especie de anillo que gira alrededor, para seguir sus movimientos.

Disminución de la competencia

En el interior de un cardumen de peces, cada individuo puede tener el problema particular de que sus compañeros son potenciales competidores por el alimento disponible en el agua que los rodea. En aquellas especies que conforman cardúmenes, una estrategia para reducir la competencia por recursos, es mantener una conducta más independiente y separado de los individuos del cardumen.

Dentro de especies que son pelágicas con grandes tendencias a la asociación, se ha determinado que, para evitar competir, los individuos se separan de los otros aumentando la distancia entre ellos. Otra forma en la que se ha observado que disminuyen la competencia intraespecífica, es la de establecer grupos o segregarse con los individuos que tienen una talla similar, ya que dentro de un cardumen podemos encontrar peces con distintos estados de desarrollo.

De igual forma, dentro de un cardumen de peces pueden existir varias estrategias de alimentación entre los individuos. Individuos adultos pueden alimentarse mordisqueando las fuentes de alimento, mientras que los individuos más jóvenes pueden hacerlo por filtración de partículas u organismos planctónicos más pequeños.

Ventajas del cardumen de peces

Los individuos de un cardumen de peces se ven favorecidos en su rendimiento de natación, puesto que existe un nivel de ahorro de energía para todos los individuos del cardumen. Adicionalmente, el consumo de oxígeno es menor que si nadaran en solitario. El permanecer en cardúmenes también supone ventajas hidrodinámicas, ya que el agua ofrece menor resistencia para los individuos que están detrás de los líderes.

Los individuos que ocupan la superficie externa o los que estás de primeros en la dirección de movimiento, se encuentran en continua rotación para evitar el cansancio y ser eventualmente consumidos por un depredador. Al existir muchos ojos en continua vigilancia del medio que los rodea, es posible identificar a los depredadores de manera más eficaz y adoptar estrategias para evadirlos. También, la probabilidad de encontrar una pareja y reproducirse es mucho más alta que las de aquellos peces que viven en solitario o en pequeños grupos.

Depredadores

Los cardúmenes de peces se defienden muy bien de la mayoría de los depredadores, de esta manera las muertes individuales se reducen en gran medida. Sin embargo, muchos depredadores se han especializado para alimentarse del cardumen de peces que, en sí, supone una gran cantidad de alimento.

Entre las especies de depredadores de cardúmenes más especializados podemos encontrar a los peces vela y los peces espada, caracterizados por su velocidad y por utilizar su largo pico para aislar a los peces y consumirlo más fácilmente. De igual forma que los peces espada, existen varias especies de tiburones muy rápidas que están especializados en atacar cardúmenes. Tal es el caso de Carcharhinus falciformis,cuyos individuos embisten al cardumen de peces para atrapar a varios individuos a la vez. Otros depredadores como los delfines y ballenas también aprovechan estas congregaciones de peces.

Ficha resumen sobre cardumen de peces

Referencias

  1. Acevedo-Gutiérrez, A. (2002). Interactions between marine predators: dolphin food intake is related to number of sharks. Marine Ecology Progress Series, 240, 267-271.
  2. Arenas, V., & Robinson, C. (1995). Evidencia de diferentes tasas de alimentación dentro de un cardumen de anchoveta. Ciencias Marinas, 21(3), 481-493.
  3. Cambuí, D. S., & Rosas, A. (2012). Density induced transition in a school of fish. Physica A: Statistical Mechanics and its Applications, 391(15), 3908-3914.
  4. Hemelrijk, C. K., Reid, D. A. P., Hildenbrandt, H., & Padding, J. T. (2015). The increased efficiency of fish swimming in a school. Fish and Fisheries, 16(3), 511-521.
  5. Nalesso, E. L. E. N. A. (2014). Distribución espacio-temporal de los tiburones martillo, Sphyrna lewini, alrededor de la Isla del Coco (2005-2013), Pacífico Tropical Oriental (Doctoral dissertation, Tesis de Maestría). Centro de Investigación Científica y de Educación Superior, Baja California, México).
  6. Pitcher, T. J. (2001). Fish schooling. Encyclopedia of ocean sciences: marine biology, 337-349.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.