Saltar al contenido
Estás aquí: Inicio » Actualidad, noticias peces » Larvas de peces, características, desarrollo y hábitat

Larvas de peces, características, desarrollo y hábitat

lavas de peces

Las larvas de peces representan una forma de vida libre transitoria, que comprende desde la eclosión de los huevos hasta el desarrollo (y metamorfosis en algunos casos) del estadio juvenil. En las etapas larvales, los individuos existen básicamente para alimentarse y evitar depredadores, con el fin de llegar hasta la etapa adulta. La tasa de supervivencia de las larvas de peces es relativamente baja, por lo cual muy pocas de ellas serán capaces de desarrollarse y ser reclutadas dentro de las poblaciones de individuos reproductores.

En las actividades de cría y reproducción de peces o piscicultura, la tasa de supervivencia incrementa de manera considerable, ya que en estas condiciones, los individuos tienen un suministro constante de alimento, además de que no se encuentran expuestos a depredadores naturales.

Aunque resulte un aspecto poco conocido, muchos peces presentan una diversidad de formas y tamaños durante su desarrollo desde el huevo hasta el estado adulto. Las larvas de los peces representan una etapa común en una gran cantidad de especies. Estas son formas generalmente pequeñas que preceden a los juveniles, los cuales se encuentran completamente formados. Las especies que presentan larvas de peces se caracterizan por tener un desarrollo embrionario más rápido, en comparación con los peces con desarrollo directo.

En los peces se conocen dos tipos de desarrollo. En muchas especies existe desarrollo directo, de manera que del huevo emergen formas juveniles, conocidas también como alevines, que presentan todas las características de los adultos, pero con un menor tamaño corporal. Algunas especies que carecen de larvas son los longtoms (Xenentodon spp.), peces de arroz (Oryzias spp.) y los semipicos (Hemiramphus spp.). El término de alevines hace referencia a las etapas larvales avanzadas o a los juveniles completamente formados.

Características de las larvas de peces

La etapa larvaria de los peces con desarrollo indirecto comprende desde la eclosión del huevo hasta el desarrollo de los juveniles. Inicialmente, las larvas de peces cuentan con un saco vitelino adherido a la región ventral y anterior del cuerpo. Esta estructura les provee nutrición durante un tiempo, mientras se desarrollan algunas estructuras esenciales para la alimentación como la boca, intestino, ano, los ojos y los anlajes, que son aletas muy rudimentarias. El saco vitelino es ovoide, con yema homogénea y la cola o región posterior no presenta pigmentos.

Una vez que los ojos se han desarrollado por completo, se han formado las aperturas bucal y anal y se ha desarrollado el intestino, las larvas de peces pueden comenzar a alimentarse de manera exógena. Durante esta etapa, la columna vertebral de las larvas culmina en un hueso largo no segmentado, con vertebras fusionadas, conocido como uróstilo. Este se flexiona hacia arriba para permitir que se desarrollen los rayos de la aleta caudal.

El número de miómeros y tamaño corporal varía de acuerdo a las especies. Generalmente, las larvas miden pocos milímetros (3 a 6) al salir del huevo y van creciendo paulatinamente. En especies como Notopterus notopterus,las larvas presentan un cuerpo comprimido con una gran boca terminal y un intestino triangular; cuentan además con alrededor de 70 miómeros y entre 14 a 18 miómeros preanales. La cabeza carece de espinas y las aletas dorsal y pélvica son cortas, mientras que la aleta anal es muy larga.

Una vez que el uróstilo se ha flexionado completamente, se forman las aletas caudal, dorsal, y anal, lo que le confiere un aspecto más parecido al de los adultos. Finalmente se forman las aletas pélvicas y el sistema digestivo madura por completo, dando lugar a los individuos juveniles. Los juveniles presentan también un cuerpo comprimido, con una boca terminal, intestino triangular, aleta dorsal corta y aleta anal larga.

Desarrollo

Durante el estadio de larvas de peces se han registrado tres fases principales conocidas como preflexión, inicio de la flexión y postflexión. La preflexión se inicia cuando las crías agotan las reservas endógenas de energía adquiridas desde el saco vitelino. Esta fase culmina cuando la notocorda comienza el proceso de flexión.

En la flexión ocurre el doblamiento de la notocorda y se forma la placa hipúrica. En la tercera fase, conocida como postflexión o posflexión, se generan los elementos que compondrán las aletas impares y pares. Esta representa la última etapa de las larvas de los peces, antes de adquirir completamente la forma juvenil. En la posflexión, estos animales son capaces de llevar a cabo una búsqueda activa de alimentos y comienza a capturar e ingerir ítems alimenticios de mayor tamaño.

No obstante, las larvas de peces no poseen sistemas digestivos formados por completo, por lo cual las actividades de alimentación no son tan eficientes y rápidas como en los juveniles y adultos. Además de los cambios morfológicos por los que atraviesan las larvas de peces, estos también sufren una serie de transformaciones histológicas y fisiológicas, que se desencadenan por señales ambientales y genéticas.

Hábitat y ecología de larvas de peces marinos

Las larvas de peces marinos también se conocen como ictioplancton y son pelágicas en la mayoría de especies. Estas se mueven a la deriva en el océano, donde se alimentan de plancton y sirven como presas de depredadores pelágicos. Durante la fase larvaria, muchos peces representan el principal ítem alimenticio de organismos nectónicos y planctónicos que tienen el tamaño suficiente para devorar dichas larvas.

Gracias a los procesos ontogénicos y de desarrollo morfológico, las larvas logran llegar a la etapa adulta, con una gran mortalidad en la que solo un centenar de larvas, de las miles que emergieron de los huevos, serán capaces de sobrevivir. Durante esta vida planctónica, las pequeñas larvas se exponen a diversos peligros como la depredación o la muerte por inanición, debido a la escasez de alimentos. Asimismo, muchas de ellas quedan atrapadas en las redes de malla fina u otras trampas de plancton, donde la mayoría muere.

La distribución de las larvas de peces en la columna vertical de agua marina, varía en gran medida según las especies. Sin embargo, se conoce que la mayor parte de las larvas se encuentran dentro de los 200 m superiores de la columna. Por otro lado, los huevos de las especies que desovan a mayores profundidades pueden ascender y eclosionar a una mayor distancia de la superficie, es decir, a mayor profundidad.

Dieta de las larvas de peces

Inicialmente, la alimentación de las larvas de peces es endógena, pues cuentan con un saco vitelino adherido a su cuerpo que les proporciona nutrientes. Cuando las reservas internas se agotan y los pequeños peces han desarrollado su sistema digestivo, se da inicio a la alimentación exógena, es decir, de fuentes externas. Las larvas de peces son principalmente carnívoras, incluso aunque los individuos adultos de la misma especie son herbívoros o filtradores. Esto se debe a que durante esta etapa, los individuos necesitan del estímulo de movimiento de las presas vivas para alimentarse. Las larvas suelen atrapar microplancton y organismos pequeños como larvas de crustáceos y otros invertebrados.

La dieta de las larvas de peces requiere presas o ítems alimenticios que sean fáciles de adquirir y de digerir, en vista de que durante esta fase, el tubo digestivo no se encuentra bien desarrollado y no es capaz de digerir y procesar muchos alimentos. Además de esto, las larvas deben seleccionar presas que tengan movimientos lentos y que no sean muy grandes, pero que les provea la nutrición suficiente para cubrir sus necesidades energéticas.

Las larvas de peces presentan una diversidad de hábitos alimenticios, que cambian en función del crecimiento y las características propias del ambiente en el que se encuentran. En las especies marinas se han determinado redes tróficas muy variables y complejas que incluye dinoflagelados, ciliados, diatomeas, tintínidos, copépodos, huevos de moluscos, gastrópodos pequeños, poliquetos, decápodos diminutos, ciliados, entre otros. En algunas especies de peces grandes, se ha registrado que los individuos se alimentan de larvas de otras especies.

Características y desarrollo de las larvas de peces

Referencias

  1. Civera-Cerecedo, R., Álvarez-González, C. A., & Moyano-López, F. J. (2004). Nutrición y alimentación de larvas de peces marinos. Avances en Nutrición Acuicola.
  2. David-Ruales, C. A., Machado-Fracalossi, D., & Vásquez-Torres, W. (2018). Desarrollo temprano en larvas de peces, clave para el inicio de la alimentación exógena. Revista Lasallista de Investigación, 15(1), 180-194.
  3. Helvik, J. V., Hamre, K., Hordvik, I., Van der Meeren, T., Ressem, H., Tveiten, H., … & Schartl, M. (2009). The fish larva: a transitional life form, the foundation for aquaculture and fisheries. The Research Council of Norway, 5-35.
  4. Houde, E. D. (2001). Fish Larvae in Encyclopedia of Ocean Sciences 2th Edition. Elsevier
  5. Termvidchakorn, A. and K.G. Hortle (2013) A guide to larvae and juveniles of some common fish species from the Mekong River Basin. MRC Technical Paper No. 38. Mekong River Commission, Phnom Penh. 234pp. ISSN: 1683-1489.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.