Saltar al contenido
Estás aquí: Inicio » Actualidad, noticias peces » Nido de los peces

Nido de los peces

Nido de los peces

En el reino animal es común encontrar diversas especies constructoras de nidos, pero seguramente las más recordadas o conocidas son las que viven en la superficie terrestre, entre ellas numerosas aves, mamíferos, reptiles e insectos. Sin embargo, en el mundo acuático los peces también realizan esta estrategia de construcción de espacios para el desarrollo de sus descendientes. El nido de los peces se construye de varias maneras dependiendo de factores bióticos y abióticos.

La construcción del nido de los peces es un proceso bien elaborado, unos más complejos que otros, y en algunas especies es tan importante que los machos lo utilizan para atraer pareja y poder fecundar los huevos. En este texto describiremos el proceso de elaboración de estos nidos por varias especies de peces, así como la función de los mismos y su importancia.

¿Por qué los peces hacen nido?

Para responder este cuestionamiento debemos recordar un poco como es el sistema reproductivo de los peces. El sistema reproductivo varía según la especie, lo que sí está claro es que la mayoría son animales ovíparos, es decir, que ponen huevos, y el tipo de fecundación que utilizan es externa.

Esto pone de manifiesto que los peces con reproducción ovípara necesitan un sitio seguro donde desovar y asegurarse de que su descendencia tendrá buenas probabilidades de sobrevivir. Por ello es necesario la búsqueda o construcción de espacios adecuados para su alojamiento.

De igual manera, la construcción de nidos también tiene fines de cortejo mediante el cual los machos que los construyen intentan disuadir a las hembras para que desoven y ellos poder fecundar a los huevos. Es por ello, que se han encontrado nido de los peces con trabajos y patrones en arena realmente asombrosos, la construcción de los mismos se da con material que tengan a su disposición, esto incluye arena, piedras, algas y conchas.

¿Cómo son los huevos de los peces?

Los peces óseos comparten ciertas características en la forma de sus huevos, aunque siempre hay distinciones en cuanto a su tamaño, coloración y si se desarrollan en la zona pelágica o bentónica. La forma que presentan por lo general es redonda con un aspecto gelatinoso pero resistente. Muchos de ellos son transparentes o con una coloración translúcida y brillante que permite ver el desarrollo del embrión.

En cierta manera, los huevos son delicados durante el periodo de gestación y aunque muchas especies no proporcionan un cuidado parental, los peces que fabrican nidos por lo general cuidan de ellos. Están pendiente para limpiarlos de cualquier invasión de algas u otras partículas, también se encargan de alejar a los posibles depredadores y de proporcionarle una circulación de agua limpia y oxigenada.

¿Cómo son los nidos de los peces?

La construcción del nido de los peces no poseen un patrón general, esto dependerá de cada especie en particular. Se han encontrado diversidad de formas, algunos con extraordinarias figuras en la arena, otros con simples círculos cavados con ayuda de sus aletas, también hay nidos que se fabrican apilando pequeñas piedras y, por supuesto, están aquellos peces que prefieren utilizar estructuras ya listas como lo son cuevas y grietas en las rocas, o buscar conchas de caracoles vacías.

Todas estas estructuras se arman con materiales que encuentran a su disposición en los cuerpos de agua, no se puede dejar de nombrar las algas marinas donde algunos peces pasan gran parte de su tiempo. Allí también son capaces de construir nidos limpiando una zona en particular hasta convertirlo en refugio de los huevos. Más adelante nombraremos ejemplos específicos de peces que realizan estos trabajos.

¿Qué peces hacen nido?

Son muchas las especies de peces que hacen nido para proteger a los huevos, estas estructuras son construidas por peces que habitan tanto en agua dulce como en agua salada. Los nidos de los peces han sido encontrados en ambientes de baja profundidad, con aguas calmadas, también en aguas de una profundidad considerable y, por si fuera poco, hay peces que anidan en aguas templadas de Alaska.

Los nidos de los peces tienen diferentes modo de construcción, en ocasiones pueden utilizar grietas y aberturas en las rocas o construir verdaderos nidos con mucho esfuerzo y dedicación. A continuación mencionaremos varios ejemplos de peces que utilizan este sistema:

Torquigener albomaculosus: es un pez globo oriundo del continente asiático específicamente de Japón. Es considerado un verdadero artista en la construcción de nidos submarinos.

El pez globo de manchas blancas dibuja un patrón circular en la arena y con ayuda de su cuerpo y aletas realiza espectaculares diseños geométricos compuestos por picos y valles. El centro de la estructura destaca por presentar una capa de arena fina que aplanan para la puesta de los huevos, además decoran el nido con conchas de manera para que quede lo más atractivo posible para las hembras.

Lepomis gibbosus: original de América del norte pero que ha sido introducido en diversas partes del mundo, también es conocido como pez sol. Este ejemplar construye los nidos en áreas pocas profundas y de aguas tranquilas de los lagos y ríos, la forma de los nidos de este ejemplar se caracterizan por ser excavaciones simples en la arena de forma circular. Este proceso lo realizan con ayuda de sus aletas, y son los machos los encargados de realizarlos y posteriormente de cuidar de los huevos, siendo estos muy agresivos cuando se encuentran en estas labores.

Hypsypops rubicundus: mejor conocido como garibaldi, un pez de bella coloración, durante la época previa al apareamiento pasa gran parte de su tiempo construyendo el sitio para la puesta de los huevos. En este caso el nido se construye con algas verdes que abundan en su hábitat, este ejemplar limpia una zona circular dejando una alfombra de algas ideal para el desove. Posteriormente el macho empieza a cortejar a las hembras y es el quien queda al cuido de la descendencia.

Neolamprologus ocellatus: oriundo del continente africano es un pez de agua dulce, y para ser precisos no es un constructor avanzado en cuanto a nidos se refiere. Lo que si hace este pez es convertir las conchas vacías de los caracoles en los nidos predilectos para el desove. Cavan en la arena y colocan la concha de manera que quede semienterrada, son peces bastantes territoriales y defienden muy bien a sus crías.

Betta splendens: también conocido como pez combatiente, es un ejemplar de bellos colores pero más asombroso es la forma en que construye su nido, pues no necesita buscar nada. El betta simplemente hace burbujas de aire y segregan una especie de saliva con la cual las mantiene unidas, generalmente el macho es el creador de estos nidos y también es el encargado de cuidar de los huevos, siendo bastante agresivo con cualquiera que se acerque.

Neopagetopsis ionah: un habitante de las aguas heladas de la Antártida, comúnmente es llamado draco rayado de Jonás. El ejemplar macho de esta especie realiza nidos circulares en el fondo, encontrándose miles de huevos en ellos. Específicamente en el mar de Weddell se ha encontrado una colonia de nidos que supera a gran escala a cualquiera encontrado a nivel mundial, su extensión es tan grande que se puede comparar con extensiones terrestres como la isla de Malta. Al igual que en otras especies el macho es el encargado de cuidar los huevos.

Resumen sobre nido de los peces

Referencias

– Arboleda-Obregón, D. (2006). Crianza y producción del Betta (Betta splendens) para acuaristas no profesionales. Revista Electrónica de Veterinaria; VII (4): 1-4. https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63617138016

– Kawase, H.; Okata, Y.; Ito, K.; Ida, A. (2015).Spawning behavior and paternal egg care in a circular structure constructed by pufferfish, Torquigener albomaculosus (Pisces: Tetraodontidae). Bulletin of Marine Science; 91(1):33–43. https://www.ingentaconnect.com/content/umrsmas/bullmar/2014/00000091/00000001/art00003;jsessionid=9lb6pa8atheth.x-ic-live-02

– Murcia-Ordoñez, B.; Chaves, L.C.; España, W.F.; Castañeda, D.; Andrade, J. (2016). Fisiología reproductiva del pez Betta splendens en condiciones de laboratorio, Piedemonte Andino Amazónico (Colombia). Revista Veterinaria; 27 (2): 124-129.

– Pérez-Bote, J.; Soringuer, M.; Rodríguez-Jiménez, A. (2001).Características de los nidos y áreas de nidificación en el pez sol Lepomis gibbosus (L., 1758) (Osteychthyes, Centrarchidae) en la cuenca media del Guadiana: río versus embalse. Zoologica baetica; 12, 3-13.

– Sikkel, P. (1988).Factors Influencing Spawning Site Choice by Female Garibaldi, Hypsypops rubicundus (Pisces: Pomacentridae). Copeia; 3: 710-718.

– Walter, B.; & Trillmich, F. (1994) Female aggression and male peace-keeping in a cichlid fish harem: conflict between and within the sexes in Lamprologus ocellatus. Behavioral Ecology and Sociobiology, 34(2): 105-112.

1 comentario en «Nido de los peces»

  1. Como se menciona en este trabajo, la construcción de nidos no es una actividad exclusiva de animales terrestres. Pero además, no es un hábito actual, ya que se han logrado reconocer fósiles de nidos de peces en distintas regiones del planeta. La formación de Koobi Fora es un sitio arqueológico al norte de Kenia, donde se han descubierto nidos fosilizados. Estos constituyen depresiones en forma de plato en la superficie de areniscas bioclásticas. Este tipo de rastros se ha vuelto bastante común en la actualidad y se relacionan con distintas especies de peces extintos. Algunos de los fósiles de nidos de peces, datan de hace entre 4 y 0,7 millones de años.
    Se ha determinado que los nidos encontrados en Koobi Fora pertenecen a Piscichnus brownii y se describe como un plato sin adornos conservado sobre un epirrelieve cóncavo, ubicado encima de piedras de arena. La morfología de estas estructuras sugiere que fueron hechas con la boca de los peces, además que este método es usado por cíclidos africanos actuales. Los nidos de los peces presentan también una importancia taxonómica, ya que su morfología, lugar de construcción y método de elaboración, varía de acuerdo a especies, géneros y familias. El estudio de los fósiles y los nidos actuales, permite elaborar interpretaciones paleoambientales de gran relevancia en la paleontología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.