Saltar al contenido
Estás aquí: Inicio » Actualidad, noticias peces » pH en el agua de los peces

pH en el agua de los peces

pH en el agua de los peces

Los cuerpos acuáticos son el hábitat natural de los de peces, algunos se especializan en vivir en aguas saladas o dulces mientras que otros pueden realizar transiciones entre las dos, estos cuerpos de agua presentan características fisicoquímicas propias de cada una de ellas. EL pH en el agua de los peces es una de los parámetros que se debe tener en cuenta sobre todo si se quiere mantener un acuario (más información) o dedicarse al cultivo de peces.

Los peces tienen mecanismos de regulación y adaptación a las diferentes características del agua, pero su rango es limitado por lo que una leve variación en ellas puede ocasionar daños e incluso llevarlos a la muerte. Con este artículo comprenderás qué es el pH, cuál es la escala que se utiliza, la importancia que tiene para los peces y cómo medirlo de manera correcta.

¿Qué es el pH?

En química se conoce el pH como la cantidad de iones hidrógeno (H+) que están presentes en una solución, por lo que sus siglas (pH) significan potencial de hidrogeniones, que provienen del latín pondus e hydrogenium. En palabras más sencillas este parámetro consiste en medir la acidez o, por el contrario, la alcalinidad de una solución, siempre manejando una escala de referencia.

Escala de pH

Para mantener una medida correcta se creó una escala que indica la acidez y la alcalinidad de una solución pasando por un punto neutro, el pH del agua de los peces puede varía dependiendo de la cantidad de sales y otras sustancias que se encuentren en ella. La escala de pH va desde 0 hasta el 14 y se lee de la siguiente manera:

pH ácido: se considera con este nombre cuando una solución presenta una medición que va desde 0 hasta el 6, mientras más cerca del 0 más ácido es.

pH neutro: esta medición corresponde al número 7, normalmente se asocia que el agua pura posee un pH neutro o muy cercano a él.

pH alcalino: las soluciones alcalinas también llamadas básicas son aquellas cuyo valor de pH van desde el 8 hasta el 14, mientras más cercano al 14 más alcalina es la solución.

¿Cómo afecta el pH del agua a los peces?

Como ya se ha mencionado los peces pueden aclimatarse a cambios de acides o alcalinidad del agua, pero en rangos muy estrechos. Por esta razón si existe un cambio brusco en su hábitat pueden aparecer ciertas condiciones o enfermedades que ponen en peligro la vida de estos nadadores.

La diversidad de peces que existen tienen parámetros fisicoquímicos que varían dependiendo de la especie y la región donde vivan, pero la mayoría tiene un rango óptimo de pH entre 6,8 y 7,2. Solo algunas especies pueden tolerar rangos por encima o por debajo de esta medida, cuando se eleva o disminuyen estos rangos comienzan los problemas.

Aguas ácidas: cuando el rango de pH comienza a bajar y se convierten en aguas ácidas, los peces alteran sus funciones y se comienzan a observar algunas consecuencias. El término correcto con el que se define la enfermedad que sufren los peces por descenso del pH es acidosis.

Cuando los peces sufren de acidosis se observan alteraciones como dificultad para nadar, aumento de la mucosa que recubre la piel, dando el aspecto de piel viscosa, disminuye el apetito, pueden aparecer hemorragias cutáneas y cambio en la coloración de las branquias con posible presencia de manchas marrones.

Aguas alcalinas: se trata cuando el pH del agua de los peces sube por encima de 7, provocando así alcalinosis en los peces. Cuando se presenta esta condición en el agua de los peces se observan síntomas como palidez en la coloración, dificultad para coordinar el nado, un factor asociado a aguas alcalinas es el aumento o proliferación de algas, así como de microorganismos con potencial patógeno que produce otras enfermedades.

El cambio de pH en el agua de los peces se debe a diversos factores, un primer factor es la temperatura observándose que a medida que la temperatura sube el pH desciende, sucediendo lo contrario con el frío. Otros factores que afectan el pH son la cantidad de sales disueltas en el agua, así mismo la cantidad de residuos orgánicos que desechan los peces o las plantas que van muriendo.

¿Cómo se mide?

Actualmente, conocer este parámetro en el agua de los peces es muy fácil, además no se requiere de grande equipos de laboratorio o personal especialmente entrenado. Comercialmente, están disponibles varios métodos para realizar la lectura de este parámetro, dos de lo más utilizados son los siguientes:

Medidor de pH: también conocido como pHmetro es un equipo que utiliza dos electrodos uno sensible al ion hidrógeno en la solución y otro que funciona como un estándar, la lectura se da por la diferencia entre el potencial eléctrico de la solución convirtiéndolos a unidades de pH. Cuando se emplea este equipo se debe mantener un protocolo de limpieza y calibración para que su funcionamiento sea correcto.

Tiras reactivas: un método más fácil aunque menos preciso, se trata de unas tiras de papel especial que al entrar en contacto con el agua cambian de color dependiendo del pH que tenga. Estas tiras se cotejan con la imagen de referencia para saber el valor aproximado del pH.

¿Cuál es el mejor pH en el agua de los peces?

El pH ideal de un acuario o de cualquier sistema donde se mantengan a los peces, dependerá de las especies que se quieran tener. Como ya se mencionó gran cantidad de estos animales nadadores pueden vivir en ambientes con pH que oscilan entre 6,8 a 7,2 pero hay quienes se desarrollan sin problemas e incluso prefieren aguas más ácidas o alcalinas.

Ejemplos de peces con tolerancia al pH ácido

Por lo general, los peces de agua dulce tienden a soportar mejor los rangos de pH bajos que están por el orden de 5 y 6, el grupo de los peces disco (Symphysodon) pueden estar en los valores anteriormente mencionados sin ningún problema. Por su parte, un grupo muy conocido provenientes de ambientes tropicales son los guppies y su intervalo esta entre 6 y 7.

Ejemplos de peces con tolerancia al pH alcalino

En esta escala si insertan los peces de agua salada como los que viven en ambientes coralinos, con un pH ligeramente alcalino (7-8) pueden vivir los Goldfish. Otras especies de agua dulce y que prefieren estos ambientes son los cíclidos africanos (Cichlidae).

Resumen pH en el agua de los peces

Referencias

– Arboleda, D. (2006). Limnología aplicada a la acuicultura. Revista Electrónica de Veterinaria; VII, (11): 1-24.

– Fivelstad, S.; Olsen, A.; Kloften, H.; Ski, H.; Stefansson, S. (1999). Effects of carbon dioxide on Atlantic salmon (Salmo salar L.) smolts at constant pH in bicarbonate rich freshwater. Aquaculture; 178: 171-187. https://europepmc.org/article/agr/ind22026959

– Lasso, C. & Sánchez-Duarte, P. (2011). Los peces del Delta del Orinoco. Diversidad, bioecología, uso y conservación. Fundación La Salle de Ciencias Naturales y Chevron C. A. Caracas, Venezuela.

– Pardo, S. & Suárez, H. (2009). Interacción de los suelos sulfatados ácidos con el agua y sus efectos en la sobrevivencia del bocachico (Prochilodus magdalenae) en cultivo. Revista Colombiana de Ciencias Pecuarias; 22: 619-631. https://www.redalyc.org/pdf/2950/295023527005.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.